you are here:

4
Cultivar nuestras propias verduras y hortalizas

No necesitamos un gran espacio para cultivar nuestras propias verduras y hortalizas orgánicas, ya que cualquier persona que disponga de una pequeña terraza o balcón puede tener un huerto orgánico. Cuando creamos nuestro pequeño huerto casero, logramos efectos positivos en nuestra salud y una mayor confianza en nosotros mismos, además de presenciar directamente el milagro de la vida. Observar cómo crecen nuestras verduras y hortalizas orgánicas es una de las cosas más gratificantes que podemos hacer.
4519
personas ya se han comprometido.
Cuenta conmigo
¿Por qué es importante?
¿Qué puedo hacer?
A nivel mundial, los alimentos que consumimos son cada vez menos saludables. La tierra agrícola ha perdido una media de un 73% de sus minerales y oligoelementos a través de la erosión del suelo y el agotamiento, en los últimos cien años, lo que supone menos nutrientes en nuestros alimentos. Además de eso, los residuos de pesticidas se encuentran en la mayor parte de las frutas y verduras que compramos con el consiguiente riesgo potencial de cáncer o de interferir en los sistemas hormonales y nerviosos. Nuestros alimentos también son perjudiciales para el planeta, ya que muchos de ellos tienen que ser transportados a cientos o miles de kilómetros antes de llegar a nuestra mesa. El uso de maquinaria agrícola, producción de agroquímicos, el empaquetado y el transporte, todos ellos precisan un alto consumo de energía, contribuyendo significativamente a la emisión de gases de efecto invernadero y al calentamiento global.
Amma recomienda que todos traten de desarrollar su propio huerto de manera que al menos una vez al mes se alimenten con sus propias verduras y hortalizas. Al crear nuestro propio huerto orgánico nos aseguramos de que los alimentos que consumimos están libres de pesticidas y que sus propiedades saludables y naturales están intactas. Al final cuidamos de la naturaleza, y no solo porque el futuro de la humanidad esté en juego, sino porque es lo que conviene hacer. Si perdemos nuestra nuestro sentimiento interno de conexión con la Naturaleza, empezaremos a explotarla y, por tanto, a destruirla. Cultivar nuestras propias verduras y hortalizas es un medio maravilloso para re-establecer esta rica y olvidada relación. La Guía eficaz para cultivar nuestras propias verduras y hortalizas, aparecerá en la bandeja de entrada de vuestro e-mail cuando pulses sobre Cuenta conmigo. Es un manual repleto de consejos sobre cómo cultivar tu huerto orgánico desde la plantación de semillas hasta tu mesa, así tu puedes jugar un buen papel en el alimento de la naturaleza y de la humanidad.